Lunes #104 - Sea parte de algo más grande que usted

Moni, una muy buena amiga, siempre se ríe de mí porque dice que yo todo lo quiero convertir en una camiseta. Jajaja y es cierto, yo todo lo que pienso lo quiero convertir en una camiseta!

Desde que me acuerdo una de las cosas que más me gusta de la vida es hacer cosas en equipos: los juegos ecuestres en el Club Hípico La Caraña, ser parte del equipo de “Poás” para el sistema de “casas” tipo Hogwarts que tenía el Colegio Británico, ser parte de todos los equipos de deportes del cole, hacernos uniformes para mejenguear los sábados cuando estábamos en la U, ser parte de Cadejos Rugby Club y apuntarme a hacer pelota en cualquier evento que inventen. Nada más me encanta ser parte de un equipo.

Creo que mis ganas de hacer una camiseta para todo es una manifestación de mis ganas de ser parte de equipos - ¡o de armarlos si no existen!

Yo he aprendido muchísimo siendo parte de equipos. He aprendido a trabajar con otros, he aprendido a ser líder o a seguir a un líder, he aprendido que el bien del grupo, la mayoría de las veces, es muchísimo más importante que el bien personal.

Pero lo que más he aprendido es que ser parte de un equipo es como un “hack” sociológico para lograr el éxito personal, además del éxito del equipo. Cuando se es parte de un equipo hay que ejecutar sí o sí. El miedo que uno pueda sentir, las dudas que uno pueda tener, la pereza, la tristeza, la desmotivación, nada de eso importa cuando uno es parte de un equipo. Cuando hay un grupo de personas dependiendo una de las otras no podemos dejar que el miedo nos frene, tenemos que actuar. 

Es muy fácil para mí, y creo que para todos, dejar de actuar por miedo cuando la inacción solo nos perjudica a nosotros. “De por sí” - nos decimos - “yo aguanto esto.” Y es ahí cuando no contestamos correos, no manejamos bien los recursos, no vamos a entrenar, no hacemos la dieta, etc. De por sí no le estoy haciendo daño a nadie más, entonces no importa.

Desde que me casé mi vida cambió. Antes estaba solo, no tenía equipo, ahora sí y trabajo con otro nivel de ganas y de energía. Entiendo claramente que el bien de familia está muy por encima de cualquier miedo que pueda tener, cualquier pereza, cualquier duda y eso me lleva a la acción. Lo mismo puedo decir de mis otros equipos como el de MIST Training & Wellness, el de Costa Rica Open Future y el de POOM. Todos me ayudan a ejecutar, porque no les puedo fallar. Y sí…para casi todos he hecho camisetas! 

Hace tiempo vi un TED Talk del estudio sociológico más largo que se haya hecho en la historia. De las conclusiones que se dieron la que más me gustó es que una de las claves para vivir una vida feliz es “ser parte de algo más grande que uno”. No me sorprendió para nada cuando lo escuché porque yo lo he vivido de primera mano. Cuando se es parte de algo más grande que uno - de un equipo - cualquier factor personal como el cansancio o el miedo deja de tener efecto y uno se llena de la satisfacción de contribuir al bien común.

Hoy lunes les aconsejo estudiar esos equipos de los que son parte y analizar si están apalancando el poder de trabajar por algo más grande que ustedes. Si no tienen equipos, ¡busquen! Un equipo puede ser su esposa, sus hijos, sus colegas del trabajo, el equipo mejenguero de los fines de semana o grupos religiosos. Si no encuentran uno, llámenme, nos hacemos unas camisetas bien chivas.

¡Qué tengan un épico lunes! - Juan

juan muñoz.jpg

Juan J. Muñoz 

Juan Muñoz