Lunes #119: Redefiniendo el "éxito"

GUEST POST

¡El éxito! Wow, qué bien suena eso.

Todos soñamos con el “éxito” en todas sus versiones: éxito financiero, éxito laboral, éxito sentimental; en fin, vivir una vida exitosa.

¿Pero qué es exactamente “el éxito”? Para alguien tener una mansión en la playa y para otro es construir un hogar, para alguien es tener el trabajo soñado y para otro es simplemente no tener que trabajar. En realidad, no hay una respuesta absoluta, "el éxito" es relativo, depende de la percepción de cada persona.

Yo, por ejemplo, soy sumamente exitoso.

Soy un ingeniero de 31 años que actualmente no tiene vehículo ni casa propia. A nivel laboral, debo admitir que la ingeniería no me apasiona, mi salario no es sorprendente y no soy jefe de nadie. Tengo muchos hobbies (¿pasiones?), ninguno de los cuales me ha generado dinero ni reconocimiento. Mi apariencia es saludable, pero nadie en su sano juicio diría que soy "fit". Mi familia no es adinerada y no tengo uno de esos cómodos "colchones económicos" que me permitan "aventurarme a explorar mis oportunidades" mientras encuentro mi verdadera pasión. Básicamente si quiero sobrevivir tengo que trabajar. 

Sin embargo, soy de las personas más exitosas que conozco.

¿A qué me refiero? ¿Y cómo lo he logrado? Redefiniendo el éxito de la siguiente manera:

1. Éxito = Felicidad

En vez de ponerle números ($$$) al éxito, pregúntese si es feliz. Hay millonarios que son miserables y gente de ingresos modestos que viven llenos de alegría. ¿A la larga de qué se trata la vida? 

2. La única percepción que existe es la propia

Olvídese de lo que la sociedad diga, la única métrica que importa es la que usted se imponga. Sea honesto consigo mismo y en serio pregúntese: ¿Qué quiero? ¿Qué me haría feliz? ¿Cómo estaría yo más orgulloso de mí mismo mañana de lo que estoy hoy? 

3. No se limite, pero sea realista

Usted es una colección de cualidades y habilidades, heredadas o desarrolladas en su contexto, y de eso no hay escape. Yo mido 167cm en un buen día, y si de repente me propongo la meta de llegar a jugar en la NBA probablemente viva el resto de mis días pensando que he fracasado. Gente como yo difícilmente llegará a tener millones de dólares en el banco, o será admirado por millones de personas, pero por suerte yo no necesito esas cosas. Conozca sus límites y póngalos a prueba cada día con nuevas metas alcanzables.

4. Trabaje con lo que tiene

Y de todas formas… ¿Cuál es el problema con su situación? Yo me di cuenta muy tarde de que la ingeniería quizás no era lo mío, quizás hubiese sido mucho mejor arquitecto, sin embargo, cuando llegué a esa conclusión ya había terminado mis estudios y no quería volver a empezar. Por suerte no tuve que hacerlo, me di cuenta de que cualquier trabajo tiene muchas oportunidades para encontrar algo en qué apasionarse y en mi caso fue la educación. Tengo habilidad para relacionarme con las personas, entender ideas y explicarlas a través de la perspectiva de los demás, y uso esas habilidades dentro de la ingeniería dando clases en la universidad y eso me hace feliz. 

5. No se obsesione con la meta, enamórese del proceso

El ser humano no está hecho para conseguir satisfacción, sólo para buscarla. Si su meta es perder 10 kilos, y lo consigue, se dará cuenta que fue demasiado o que no era suficiente. Una meta es un blanco móvil, siempre cambia en conjunto con nuestro apetito por algo diferente. En el mundo del fitness tienen un mantra que dice: "enamórese del proceso y los resultados llegarán", y creo que esa es la clave en todo. Encuentre pasión en lo que hace y en cuestión de tiempo sin darse cuenta, habrá llegado adonde quería llegar.

6. No desperdicie su tiempo

La vida no es necesariamente corta, pero definitivamente tiene un fin. El tiempo es limitado y no regresa, por lo tanto, es nuestro recurso más preciado. Simplemente no tenemos el tiempo para desperdiciarlo en relaciones tóxicas con personas complicadas, en trabajos que odiamos o en actividades que no nos gustan. Sus amigos, su familia, sus intereses, lo que sea que lo haga feliz, dedíquele su tiempo. Sólo se necesita verse al espejo un poco más viejo todos los días para darse cuenta de la urgencia que tenemos para vivir la vida que queremos antes de que se acabe.

¡Y listo! 

En el momento en que se dé cuenta que la felicidad es una decisión, que USTED es el único responsable por ella y, que usted YA tiene todas las herramientas necesarias para conseguirla; se dará cuenta de que el éxito está a la vuelta de la esquina.

Puede ser que usted no esté de acuerdo con mi definición de éxito. Está bien, pero defina usted la suya y búsquelo. Tenga por seguro que yo seguiré con mi vida, siendo así, exitoso ;)

¡Que tenga un épico lunes! - Andrés Abarca


Abarca.jpg

Andrés Abarca

Ingeniero Civil, actualmente vivo en Milán Italia trabajando como investigador y estudiante de doctorado. Otros intereses incluyen: música, cocina, diseño, artesanías en cuero, fotografía, stand-up comedy, nutrición y ejercicio. 

Juan Muñoz