Lunes #133: Aprenda a recibir consejos: un experimento

Los últimos días, para mí, han sido un poco raros. Me he sentido como en un limbo. No sé si les ha pasado, pero es ese sentimiento de que uno sabe que a la vuelta de la esquina viene un evento importante y uno siente como que todo se detiene. Cómo que no hay suficiente energía - o más bien demasiada. Como que el cuerpo y el cerebro se están preparando para ese evento y no hay campo para nada más. Es como una mezcla de ansiedad con miedo con esperanza con felicidad con inseguridad.

Bueno, así me he sentido porque Paz, mi esposa, y yo vamos a ser papás como en 3 días.

Para lidiar con la ansiedad y los nervios decidí hacer un experimento y lidiar con todo esto siendo nerdo. 

Premisa

Desde que comenzó el embarazo hace 9 meses la gente ha sido muy dadivosa con sus consejos - solicitados o no - y me comencé a dar cuenta que todos los consejos eran básicamente el mismo: duerma ya porque le va a cambiar la vida.

Decidí, entonces, meterme a un grupo de Facebook llamado Kid’s Exchange que tiene casi 42,000 integrantes super activos e intencionalmente pedir consejos para un papá primerizo. Quería saber que más había.

Screen Shot 2018-04-29 at 9.24.15 AM.png

Mi objetivo principal era conectarme a una base de conocimiento colectivo de gente que ha pasado por lo mismo y poder rescatar información valiosa que me ayudara a mí en mí proceso como papá novato.

Resultados

Observación: El post lo hice el 26 de abril (hace 4 días) y tiene 156 likes y 173 comentarios. Wow.

Conclusión: La gente está muy dispuesta a ayudar y/o dar su opinión.

No es una conclusión muy revolucionaria, creo que ya todos tenemos esa noción. Creo que de los comentarios que hicieron hay unos que fueron hechos con la intención de ayudar en serio y otros que se hicieron con la intención de opinar nada más. **Más sobre esto adelante.

Observación: Los comentarios los pude separar en 3 tipos principales y se las ordeno en orden de “más comentado” a “menos comentado”.

  • Tipo 1: Chinee a su esposa y sea un papá presente.
  • Tipo 2: Duerma, descanse y coma en paz porque después no va a poder.
  • Tipo 3: Tips accionables (con un poquito de venta de servicios). Por ejemplo, lactancia.

Observación: Aunque sí hay papás en el grupo de los 173 comentarios solo 4 fueron de papás (2.3% hombres y 97.7% mujeres).

Conclusión: Era de esperarse que en un grupo que tiene un target de mamás sean las mamás que más participen. Eso hace que haya que analizar los consejos tomando eso en cuenta: los consejos que dieron vayan enfocados en la mamá (“chinee a su esposa”, “ayude a su esposa”, “consiga coach de lactancia”). Son buenos consejos, pero claramente sesgados a un lado.

Conclusión: La gente da consejos basados en su experiencia. Esto es obvio, pero a veces a uno se le olvida. Si a uno lo que más le costó de ser padre primerizo fue el cansancio pues entonces va a dar el consejo de descansar antes, aunque dormir antes no ayude al cansancio en el momento de tener al bebé. Si a uno lo que más le costó fue que no tuvo mucha ayuda porque el coyugue estaba trabajando entonces va a tender a dar ese consejo. Es natural, pero es importante tenerlo en mente. El contexto y al experiencia van a afectar los consejos recibidos.

Conclusión: Los consejos más ofrecidos fueron más emocionales y los consejos más prácticos fueron los menos comentados.

Se siente, entonces, que la gente usa una pregunta como esta para hacer su propio catarsis y opinar, más que verdaderamente querer ayudar. Ser papás es difícil y creo que hablar sobre lo difícil que es ayuda a desahogarse y encontrar apoyo en gente que ha pasado por lo mismo o va a pasar pronto.

Conclusión: Creo que la verdad es que nadie sabe exactamente como alivianar la carga de un proceso tan complicado. Nadie tiene las respuestas a una pregunta tan complicada y tan cargada. Cada experiencia es diferente y cada contexto es diferente, nunca va a haber una “respuesta correcta”. Por eso los tips accionares son los menos ofrecidos, porque lo que sirve para mí no necesariamente sirve para el de a la par, pero los comentarios más emocionales sentimos que son más de condición humana universal.

Los consejos son complicados y hay que aprender a recibirlos

Podría seguir analizando el experimento ad infinitum pero ese no es el punto, qué aburrido. Lo importante de esto es aprender que pedir, ofrecer y recibir consejos de cualquier cosa es un tema muy complicado y hay que tener cuidado.

Quería escribir sobre esto porque yo sé que ustedes y todos nosotros siempre estamos pasando por cosas complicadas y no tenemos las respuestas, por lo que recurrimos a pedir consejos. ¡Algunas veces ni siquiera pedimos el consejo pero la gente nos lo da!

  • Quiero comenzar un negocio y tengo miedo
  • No sé si estoy haciendo lo correcto con mi vida
  • Voy a ser papá
  • Me endeudé y no sé qué hacer

Todas estas situaciones de vida son difíciles, son emocionales y dependen del contexto específico de la persona que lo está haciendo. Por eso les aconsejo que hagan un análisis como el de arriba para cada consejo que reciban. 

¿Quién me está dando el consejo? La persona que da el consejo va a aconsejar lo que conoce. Un banquero va a aconsejar sacar un crédito personal para cada situación, un señor de 60 años que trabajó toda la vida en una empresa va a aconsejar no emprender, una coach de lactancia va a aconsejar llevar una consultoría de lactancia y un papá desvelado va a aconsejar dormir.

Es natural y humano, no tiene nada de malo, pero tenemos que entenderlo para poder descifrar cuáles consejos nos ayudan,  cuales consejos ayudan al consejero y cuales no ayudan del todo.

¿Cuál es mi contexto? El consejero ofrece tips basados en su contexto. Yo, por ejemplo, tengo la flexibilidad de pasar mucho tiempo con mi esposa en esta nueva etapa y siempre se han compartido todas las laborales domésticas en mi familia. Entonces, los consejos de “pase tiempo con su esposa”, “ayude con el oficio”, etc. no aplican tanto para mí, aunque son consejos épicos para la gran parte de la población que aunque quiera no puede tener esa flexibilidad. Es bueno recordarlo, pero no es un consejo que vaya a tener un efecto importante en el proceso porque ya se hace. 

Así mismo hay que entender que el emprendedor en tecnología va a dar consejos basados en su contexto aunque nuestro negocio sea de comida. El inversionista de “private equity” va a dar consejos de inversión de ese tipo porque no entiende la inversión en start ups y alguien que nunca ha tenido deudas va a dar consejos diferentes sobre manejo de finanzas que alguien que sí ha tenido.

En fin, los consejos son solo opiniones, son ideas que alguien tiene que dependen de su contexto, de su visión de vida, de emociones y miedos. Cuando entendamos eso vamos a ser mucho mejores recibiéndolos, pero sobre todo espero que seamos mejores dándolos.

Tratemos de analizar el contexto de la persona que nos está pidiendo un consejo, hagámosle preguntas para entender y poder darle consejos de verdad, que le ayuden a ella de verdad.

Si alguien le está dando un consejo a usted y no le ha hecho preguntas sobre su situación específica probablemente no sean buenos consejos.

Esto aplica para preguntas en Facebook (como la mía), jueces de competencias de planes de negocios, gente que opina en los comentarios de redes sociales y familiares preocupados por las decisiones de vida.

No busquemos gente que nos dé consejos, busquemos mentores que nos conozcan y nos puedan guiar queriendo lo mejor para nosotros.

P.D. ¡El próximo post de lunes ya soy papá!

¡Qué tengan un lunes épico! - Juan

Juan Muñoz