Lunes #128: Dedíquele tiempo a otras personas.

Cuando uno enseña aprenden dos.

En el 2014 me certifiqué como entrenador de CrossFit certificado y por los últimos 3.5 años he tenido la dicha de dar clases en MIST Training & Wellness. Yo soy socio fundador de MIST y me encanta dar clases por la misma razón por la que Paz y yo lo fundamos: quiero ayudar a mejorar la calidad de vida a través de entrenamiento físico y salud mental y emocional de la mayor cantidad de personas que pueda.

En estos años me he dado cuenta de algo increíble, cuando uno verdaderamente se dedica a darle valor y mejorar la calidad de vida de otra persona pasa algo mágico: la calidad de vida de uno también mejora.

Para poder ayudarles a ellas de verdad tengo que dedicarles muchísimo tiempo “fuera de clase”. Tengo que estudiar, tengo que leer, tengo que ponerme a inventar soluciones a problemas que ellas tienen que tal vez no están en ningún libro y probarlas. Eso, obviamente, hace que aprenda muchísimo y que pueda tener muchísimas más herramientas como coach que puedo usar en el futuro.

ENSEÑA.jpg

Por otro lado, creo que vivimos en una sociedad donde compartimos mucho tiempo social pero no estamos acostumbrados a trabajar como equipo a ayudarnos los unos a los otros a conseguir nuestras metas. Creo que vivimos en un país donde estamos constantemente compitiendo, donde creemos que si le ayudo a alguien a alcanzar sus metas yo no puedo alcanzar las mías o no sé…tal vez nada más nos da pereza ayudar a otros.

**No hablo por toda la población porque conozco muchísima gente dadivosa de su tiempo, pero sí de la mayoría.

Dedicarle tiempo desinteresado a alguien no sólo nos hace mejor personas a nosotros como vimos arriba sino que esparce el sentimiento de ayudar a otros. Se crean comunidades verdaderamente increíbles donde unos se apoyan a otros por el bien del grupo y no el bien de una sola persona. Se crean seres humanos con confianza y auto estima que saben que pueden aportar su conocimiento para el bien de otros sin sentirlo como una amenaza a los sueños de ellos mismos. Se crean personas con hambre de aprender más para poder aportar al grupo. 

¿Suena como utópico verdad? Yo me sentí un poco chancletudo escribiéndolo porque suena como hippie.

¡Pero no! ¡Es querer ganar! Si cada quien aporte su tiempo y conocimiento, ¡todos ganamos! Si le dedicamos tiempo a alguien más nosotros aprendemos y mejoramos. Yo le ayudo a alguien a alcanzar sus metas y esa persona me ayuda a mí. 

No es hippie, es lógico.

Es el máximo win/win de la vida.

Entonces hoy, lunes, les dejo ese aprendizaje. Si quiere mejorar su vida, si quiere aprender más, si quiere ser más exitoso preocúpese por el éxito de otras personas y dedíquele todo el tiempo que pueda a ayudarle a esas personas a lograrlo. Dedique más de su tiempo a otros.

¡Que tengan un épico lunes! - Juan

P.D. Este post está dedicado a una comunidad de mujeres increíbles con las que he vivido esto. Ellas me enseñan más a mí de lo que yo pueda enseñarles a ellas. Estoy muy orgulloso de todo lo que han logrado y me hace feliz poder ser aunque sea una pequeña parte de ese viaje.

1281.jpeg

MIST

Equipo de Advanced Training

Juan Muñoz